Qué Son Los Mandamientos De La Ley De Dios - FTRBM (2023)

El segundo Mandamiento es una prescripción para respetar el nombre del Señor. El hombre debe guardar el nombre de Dios y usarlo solo para bendecirlo, alabarlo y glorificarlo. Mandar comentarioHe leído y acepto la política de privacidadRed Backlink To Media junta los datos personales solo para empleo de adentro.

Las familias, y mucho más concretamente los padres, tienen la libre capacitad de escoger para sus hijos un preciso modelo de educación religiosa y moral, de acuerdo con las propias convicciones. Pero aun en el momento en que confían estos realizados a instituciones eclesiásticas o a academias dirigidas por personal religioso, es necesario que su presencia educativa siga siendo constante y activa. De este modo, nuestras relaciones con el prójimo se tienen que admitir como pertenecientes al orden personal.

Se refiere a la concupiscencia, que en la moral católica significa, en expresiones de la RAE, deseo de bienes terrenos y, de forma especial, apetito desordenado de placeres indecentes. “No codiciarás la casa de tu prójimo, ni codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su sierva, ni su buey, ni su asno, ni nada que sea de tu prójimo” . Este mandamiento apela los actos sexuales de la gente fuera del matrimonio y la deslealtad hacia el cónyuge. En la religión católica existen comportamientos éticamente inaceptables relacionados con la sexualidad, y este mandamiento es un claro ejemplo de ello.

Los 5 Mandamientos En Infográfico:

La familia es la célula original de la sociedad humana, y antecede a cualquier reconocimiento por parte de la autoridad pública. Los principios y valores familiares constituyen el fundamento de la vida popular. El cuarto mandamiento ordena honrar y respetar a nuestros progenitores, y a todos aquellos a quienes Dios ha ungido de autoridad para nuestro bien.

El matrimonio y la familia están organizados al bien de los cónyuges, a la procreación y a la educación de los hijos. “El que desee resultar grande entre vosotros, va a ser tu ciervo” . El ejercicio de una autoridad está éticamente regulado por su origen divino, su naturaleza racional y su objeto concreto. Nadie puede organizar o entablar lo que es contrario a la dignidad de las personas y a la ley natural. Los progenitores deben acoger y respetar con alegría y acción de gracias el llamamiento del Señor a uno de sus hijos a fin de que le prosiga en la virginidad por el Reino, en la vida consagrada o en el ministerio sacerdotal.

Y a administrar humanamente justicia en el respeto al derecho de cada uno, especialmente el de las familias y de los desheredados. Los progenitores, como primeros responsables de la educación de sus hijos, tienen el derecho de elegir para ellos una escuela que corresponda a sus propias convicciones. En relación sea posible, los padres tienen el deber de seleccionar las academias que mejor les ayuden en su tarea de docentes cristianos . Los poderes públicos tienen el deber de garantizar este derecho de los padres y de asegurar las condiciones reales de su ejercicio. El respeto a los padres está hecho de gratitud para quienes, mediante el don de la vida, su amor y su trabajo, han traído sus hijos al mundo y les han ayudado a crecer en estatura, en sabiduría y en gracia.

Suscríbete Al Blog De Los Elementos De Jesús María

Hay quienes no se casan para poder cuidar de sus padres, o sus hermanos y hermanas, para dedicarse mucho más exclusivamente a una profesión o por otros motivos dignos. Estas personas pueden contribuir grandemente al bien de la familia humana. Durante la niñez, el respeto y el afecto de los progenitores se traducen frente todo en el precaución y la atención que consagran para educar a sus hijos, y para proveer a sus necesidades físicas y espirituales. En el transcurso del crecimiento, el mismo respeto y la misma dedicación llevan a los padres a educar a sus hijos a emplear rectamente de su razón y de su libertad. La familia forma un medio natural para la iniciación del ser humano en la solidaridad y en las responsabilidades comunitarias. Los padres tienen que educar a los hijos a guardarse de los peligros y las degradaciones que amenazan a las sociedades humanas.

Qué Son Los Mandamientos De La Ley De Dios - FTRBM (1)

Este, en efecto, tiene su raíz en el miedo de Dios, entre los dones del Espíritu Santo. “La familia cristiana forma una revelación y una actuación específicas de la comunión eclesial; por eso […] puede y debe decirse Iglesia doméstica” . Es una comunidad de fe, esperanza y caridad, posee en la Iglesia una importancia singular como aparece en el Nuevo Testamento (cf Ef 5, 21-6, 4; Col 3, 18-21; 1 P 3, 1-7). «El deber de los ciudadanos es colaborar con las autoridades civiles en la construcción de la sociedad en un espíritu de verdad, justicia, solidaridad y libertad» (CEC, n. 2255). Deben recordar y instruir que la vocación primera del católico es la de seguir a Jesús» (CEC, n. 2253).

Los diez mandamientos se dividen en los referentes al amor hacia Dios y el cariño hacia el prójimo . Cada mandamiento alude a prácticas específicas de la vida cotidiana a las que el cristiano debe atenerse y que en unCOMO te explicamos ahora. Los 10 mandamientos de la Iglesia Católica, también llamado “Decálogo” o “Los diez mandamientos de Dios”, hacen referencia a una guía de accionar que, según los creyentes, Dios descubrió a Moisés en el Monte Sinaí. La Iglesia Católica reconoce estas leyes como una serie de pautas que marcan la buena conducta de todos y cada uno de los cristianos, tal es así que desobedecerlas implica distanciarse del buen camino que se les ha encomendado. Seguramente la mayoría de leyentes conocen, bien por religión o por cultura general, estos mandamientos tan importantes para los cristianos.

El octavo mandamiento alude a que debemos ser honrados y no engañar ni ofrecer falso testimonio para favorecer nuestro interés propio y/o realizar daño a los demás. Los creyentes rechazan cualquier clase de patraña e intentan vivir una vida sincera y honesta con ellos mismos y con el resto. Este punto es muy importante para la práctica cotidiana de los cristianos, ya que tiene relación a los descansos en los días señalados para esto. Según el Decálogo, los creyentes van a trabajar seis días y al séptimo reposarán y honrarán a Dios. En todas y cada una de las religiones existen lo que comprendemos como reglas de accionar que pertenecen a la vida diaria de los fieles.

X – No Codiciarás Los Recursos Extraños

Lo mismo sucede con la palabra, ya que los cristianos consideran que jurar algo y no cumplirlo es inadmisible a ojos de Dios.

Ii – No Nombraras El Nombre De Dios En Balde

El Nombre, por su propia naturaleza, tiene un valor sagrado en la religión cristiana. Cuando recitamos la Señal de la Cruz, ofrecemos felicidad a Dios, al Salvador y al Espíritu Beato, consagrándoles nuestro día y nuestras frases. El Bautismo, por otro lado, ve la consagración del nombre de los recientes fieles, que “en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo” es santificado y recibido en la Iglesia. Por tal razón, en la situacion de los niños recién nacidos, la Iglesia pide que el nombre elegido por los padres sea un nombre que respete la religión cristiana y sus secretos. Deseo ahora dirigiros unas palabras en particular a vosotros, estimados niños, y a vuestras familias.

12 Honra a tu padre y a tu madre, para que poseas una extendida vida en la tierra que el Señor, tu Dios, te ofrece. Todos sabemos la importancia que tenían los mandamientos para los judíos, y la sigue teniendo ahora asimismo para los cristianos. Por tanto, Jesús sabía que la respuesta a aquella pregunta, era todavía más esencial. El Decálogo se comprende a la luz de la Coalición donde Dios se revela, dando a conocer su voluntad. Al guardar los mandamientos la persona expresa su pertenencia a Dios, y responde con gratitud a su iniciativa de amor.

Pide que se dé honor, afecto y reconocimiento a los abuelos y antepasados. Al final se extiende a los deberes de los estudiantes respecto a los maestros, de los usados en relación a los patronos, de los inferiores respecto a sus jefes, de los ciudadanos en relación a su patria, a los que la administran o la rigen. En los diferentes campos de la sociedad civil, la autoridad se ejerce siempre y en todo momento como un servicio, acatando los derechos escenciales del hombre, una justa jerarquía de valores, las leyes, la justicia distributiva y el principio de subsidiaridad. Cada quien, en el ejercicio de la autoridad, debe buscar el interés de la comunidad antes que el propio, y debe inspirar sus decisiones en la verdad sobre Dios, sobre el hombre y sobre el planeta. Los padres, partícipes de la paternidad divina, son los primeros causantes de la educación de sus hijos y los primeros anunciadores de la fe.

Top Articles
Latest Posts
Article information

Author: Terrell Hackett

Last Updated: 12/13/2022

Views: 5675

Rating: 4.1 / 5 (72 voted)

Reviews: 87% of readers found this page helpful

Author information

Name: Terrell Hackett

Birthday: 1992-03-17

Address: Suite 453 459 Gibson Squares, East Adriane, AK 71925-5692

Phone: +21811810803470

Job: Chief Representative

Hobby: Board games, Rock climbing, Ghost hunting, Origami, Kabaddi, Mushroom hunting, Gaming

Introduction: My name is Terrell Hackett, I am a gleaming, brainy, courageous, helpful, healthy, cooperative, graceful person who loves writing and wants to share my knowledge and understanding with you.